Início  /   Información Util

Entrenamiento de Higiene en la casa para su Cachorro

Comience el entrenamiento a una buena edad. Entre las 7 y 8 semanas y media es la edad ideal para empezar a enseñar higiene a su cachorro, ya que en esta etapa él (o ella) no ha establecido su lugar de preferencia para hacer las necesidades. Si su cachorro ya pasó esta edad, no tiene por qué preocuparse, ya que aprenderá a usar el lugar que usted le enseñe, aunque le tome mas tiempo aprender.

Saque a su cachorro para hacer las necesidades de 6 a 8 veces al día. Elija un lugar apropiado para llevar a su cachorrito inmediatamente después que él/ella despierte, luego de sus sesiones de juego, y de 15 a 30 minutos despues que él/ella haya comido. Si lleva al cachorro al mismo lugar siempre, los olores previos le estimularán a orinar o defecar. Muchos cachorros requieren de 15 a 20 minutos de olfateo en el lugar antes de eliminar. Quédese con él/ella todo el tiempo, pues muchos “accidentes” dentro de la casa ocurren cuando la persona no se asegura de que el cachorro haya eliminado afuera. Es importante no jugar con él/ella mientras lo lleva a su entrenamiento, pues el cachorro necesita enfocar su atención en la tarea.

Elija una frase clave para usar cuando su cachorro esté en entrenamiento. Si repite la misma frase cada vez que lo saque (por ejemplo “ve al baño” o “haz tu trabajo”, etc), el cachorro aprenderá que esa frase significa que es su momento y lugar para eliminar.

Cada vez que “vaya al baño” felicítelo. Inmediatamente que su cachorro haya orinado o defecado en el lugar elegido por usted, dígale una frase de elogio, dele un premio (su juguete favorito, una galletita), o juegue con él/ella. Si usted espera a que esté dentro de la casa para premiarlo, el cachorro no reconocerá que lo está felicitando por haber eliminado afuera.

Supervise al cachorro dentro y fuera de la casa. Elija un lugar en la casa donde le sea más fácil observarlo todo el tiempo. Esto le ayudará a usted a atraparlo en el momento en que desee orinar o defecar dentro . Otra forma de saber dónde está todo el tiempo es colocarle una campanilla en el collar, o engancharle una correa larga o enrollable.

Cuando usted no esté en la casa, encierre a su cachorro. Si usted no está disponible para supervisar a su cachorro, déjelo en un lugar pequeño, como una jaula de entrenamiento. Si la jaula o el lugar que usted haya elegido para restringirlo es tan grande como para acomodar un perro adulto, debe dividirlo (puede ser con cartón) para limitar el espacio, de manera que el cachorro no pueda ensuciar un área y acomodarse en otra. No obstante, recuerde que el cachorro no tiene mucha capacidad para aguantar sus necesidades, por lo que debe llevarlo a orinar o defecar por lo menos cada 4 horas.

No lo castigue después de un accidente. Si su cachorro elimina dentro de la casa, no lo busque para restregarle la nariz en ello. Este procedimiento no trae ningún beneficio, pues el error ya se cometió. Trate, por el contrario, de atrapar “en el acto” al cachorro. Si lo ve preparándose para ensuciar, no lo amenace con la mano; en vez de hacer eso, llame su atención golpeando el piso fuertemente con el zapato, sacudiendo una lata con monedas dentro, o gritando un fuerte “NO!” o “Afuera!”. El cachorro se sorprendera y no terminará lo que pensaba hacer, y usted tendrá tiempo de sacarlo inmediatamente al lugar de entrenamiento.                                    No deje el plato con comida todo el día. Alimente siempre a su cachorro a unas horas establecidas por usted y retíre el plato 30 minutos después de haberla servido. Esta medida acostumbrará a su cachorro a “ir al baño” a la misma hora siempre.

Limpie a cabalidad el área donde su cachorro haya ensuciado dentro de la casa. El personal veterinario le puede recomendar productos que sean efectivos en eliminar olor y manchas. Es importante la limpieza y desinfección, ya que el olor puede hacer que el cachorro regrese y ensucie el mismo lugar.

Sea constante con su programa de entrenamiento. La mayoría de los cachorros ya han aprendido a hacer sus necesidades en el lugar indicado por sus dueños cuando tienen entre 14 y 20 semanas de edad. Sin embargo, por diversas razones, algún cachorro puede requerir de más tiempo. Si tiene dificultades con este proceso, consulte a su veterinario, quien puede recomendarle alternativas.

Programa para la Higiene Oral

Mantener la salud dental de su mascota es lo más importante que usted puede hacer para aumentar la comodidad y años de vida de su mascota.  Las mascotas que mantienen una buena salud oral, pueden vivir de 2 a 4 años más que las que no la tienen. El cuidado y tratamiento de los dientes y las encías de su mascota es extremadamente importante para la salud en general.  Los dientes y las encías de su mascota deben ser limpiados, desinfectados y pulidos.  Este procedimiento se recomienda hacerlo una vez al año (en algunos casos más de una vez al año) para ayudar a su mascota a conservar sus dientes, a controlar el mal olor y a prevenir enfermedades del corazón, hígado y riñones. El cuidado dental es importante porque:

1.        Los animales con gingivitis sienten malestar, dolor de dientes y encías.

2.        La enfermedad de los dientes y encías produce endocarditis (inflamación de las válvulas del corazón), e infección del hígado, riñones y otros órganos.

3.        Usted disfrutará más de su mascota al ésta no tener mal aliento.

4.        Los gastos por la salud de su mascota se reducirán grandemente si se establece un cuidado preventivo en casa. El procedimiento de la limpieza dental en las mascotas aunque requiere realizarse con anestesia, es ambulatorio y de muy bajo riesgo.  En realidad el mayor riesgo es dejar a su mascota con ésta infección en la boca.  Consulte con su veterinario las opciones para el tratamiento de su mascota.

Puede solicitar más información o concertar una cita en la recepción o llamando al (787) 792-3800; (787) 792-3839 o (787) 782-3932.

Envenenamiento en Mascotas

De los más comunes que podemos encontrar en la casa:

·      Acetaminophen    (Tylenol o Panadol o Genérico)

·      Antifreeze/Coolant

·      Cebollas

·      Chocolate

·      Coquitos de palma de sago

·      Diaper Cream    (Contiene Oxido de Zinc)

·      Fertilizantes

·      Ibuprofen   (Advil o Motrin o Genérico)

·      Nueces de Macadamia

·      Productos de Limpieza

·      Silica gel

·      Veneno de ratón

·      Xylitol   (Dulces o gomas de mascar sin azúcar)

 En caso de sospecha de envenenamiento: ·     Remueva la mascota del lugar donde se encuentre el veneno. ·     NO introduzca el vomito sin consultar al médico veterinario. ·     NO utilice ningún método casero o encontrado en Internet. ·     Mantenga el recipiente o etiqueta del producto para referencia. ·     Llame inmediatamente a su médico veterinario y provea la siguiente información:

o  Especie, raza, edad, sexo y peso

o  Los signos clínicos

o  Ingrediente active de la toxina, si lo tiene

o  Cantidad de toxina que haya podido ingerir el animal

o  El tiempo transcurrido desde al momento de exposición a la toxina

P001